Tristeza: qué es y cómo puedes superarla

La tristeza es una de las emociones universales que experimentan todas las personas en el mundo.

Puede producirse como resultado de la pérdida de alguien o algo importante. Lo que nos causa tristeza varía mucho según las nociones personales y culturales del significado de la pérdida.

Si bien la tristeza a menudo se considera una emoción «negativa», cumple un papel importante al señalar la necesidad de recibir ayuda o consuelo. En suma, nos mueve hacia superar ese bache y avanzar hacia un horizonte más positivo.

Sintiendo tristeza: ¿qué es y cuáles son sus síntomas?

Hablar de tristeza es explicar estados emocionales que podemos experimentar y que contienen de todo: desde una leve decepción hasta una desesperación y angustia extremas.

Los síntomas más frecuentes, aunque no exclusivos, son los siguientes:

  • Sensación de profundo vacío, malestar o desesperanza.
  • Falta de ganas para realizar actividades cotidianas.
  • Sentimientos de desesperación, angustia o pena.
  • Ganas de llorar repentinas y no siempre explicables.
  • En casos graves, depresión y trastornos.

Es muy importante aprender a diferenciar unos sentimientos normales de tristeza de aquellos que van más allá de lo normal. Los trastornos del estado de ánimo, precisamente, pueden derivarse de un sentimiento crónico de tristeza y malestar.

¿Cuáles son las causas?

Usualmente, las causas de la tristeza varían de una persona a otra. Los factores universales son la pérdida, el duelo, la frustración o la falta de significado existencial.

Sin embargo, la mala gestión emocional de los factores que rodean a las vivencias y percepciones de la persona pueden explicar, a menudo, el problema de fondo.

¿Cómo resolver la tristeza?

Resolver la tristeza puede ser una labor más complicada de lo que parece. A menudo la gente nos dice «¿por qué no te animas?», como si fuese tan sencillo dejar atrás los sentimientos que nos pesan.

Es cierto que, desde Terapia Emocional, queremos trasladar un mensaje de ánimo a las personas que os sentís así. Con las herramientas y estrategias adecuadas, hay mucho que podamos hacer para dejar atrás la parte negativa de esta emoción:

  • Resolviendo los conflictos que arrastramos.
  • Aprendiendo a gestionar mejor los sentimientos que causan malestar.
  • Poniendo los problemas en perspectiva.

Sin embargo, es muy importante comprender que la emoción de tristeza no es negativa en sí misma, sino que es una más. Quiere esto decir que nadie puede vivir una vida libre de toda pena, porque estas son inherentes a la propia condición humana. ¡Pero sin llegar a impedirnos vivir!

Pedir ayuda, una gran opción

Aprender a gestionar mejor las emociones es una forma genial de avanzar para dejar atrás los sentimientos de tristeza que causan malestar.

En ese sentido, si llevas mucho tiempo con esos sentimientos y no ves salida, solicitar el apoyo de una experta podría marcar un antes y un después en tu vida. Tras más de diez años colaborando con personas como tú, estoy preparada para apoyarte en tu camino hacia superar la tristeza y disfrutar tu vida al máximo. Si quieres, te lo cuento en una primera sesión gratuita, para que veas lo que puedo hacer por ti. ¿Hablamos?

Compartir

Deja una respuesta