Miriam Pascual - Terapeuta & Coach Emocional

¿Por qué no pierdo peso?

Quieres perder peso?

La fórmula se muy sencilla!

Disminución de la ingesta calórica + Incremento del consumo calórico =

PÉRDIDA DE PESO

Entonces, ¿Por qué hay tanta gente con sobrepeso? ¿Qué es lo que hace que tantas personas piensen que no conseguirán tener un peso saludable, y mantenerlo? ¿Por qué creemos que es difícil seguir una dieta?¿Que puede provocar que el 90% de las personas que consiguen hacer una dieta, recuperen el peso original (o lo incrementen) después de un periodo máximo de 5 años?

Dietas, Consejos, trucos, cursos, libros, pastillas, productos milagrosos… cada día nos bombardean con diferentes recursos que nos “garantizan” la pérdida de peso. Pero curiosamente, nunca ha habido tantas personas con problemas de sobrepeso como día de hoy. ¿Un poco Incongruente, no?

Los motivos por los que queremos perder peso son muy diversos: mejorar la salud, la autoestima, el atractivo físico, la vida sexual, las relaciones, evitar situaciones de rechazo, ampliar las opciones laborales, etc. Por lo tanto, tener un peso saludable es importante para cualquier persona.

Hay varias causas que provocan sobrepeso: factores psicológicos y emocionales, influencias socio-culturales, hábitos adquiridos, factores nutricionales, actividad física, etc. Si tratamos el sobrepeso teniendo en cuenta sólo dos de estas causas, alimentación y ejercicio, obtendremos como resultado una pérdida de peso. Pero si queremos mantener esta pérdida de peso a lo largo del tiempo, se imprescindible trabajar también los malos hábitos y los factores mentales y emocionales que han causado esta situación.

¿Por qué? Los sentimientos negativos como el estrés, ansiedad, tristeza, culpa, inseguridad, baja autoestima, soledad, fracaso, ira…. afectan negativamente en la manera en que comemos, llevándonos a incrementar la sensación de hambre, a picar entre comidas, a ingerir alimentos que contienen excesivas grasas e hidratos de carbono, a comida en exceso y de forma compulsiva, etc. En consecuencia, se genera un sentimiento de culpa posterior que hace incrementar la ansiedad,y así sucesivamente, entrando en un círculo vicioso, que con el tiempo se traduce en un aumento de peso. En estos casos, hemos pasado a utilizar la comida como si fuera un fármaco para calmar nuestras emociones, corriendo el riesgo de convertir la comida en una adicción.

Se tiene que tener en cuenta que las combinaciones posibles entre estos factores causantes del sobrepeso son muy diversas, y están sujetas a la experiencia particular de cada uno, por lo que el tratamiento que necesita una persona se completamente diferente al que necesita otra.

Por lo tanto, si no se tratan adecuadamente estas emociones y malos hábitos, el resultado será, en primer lugar, que dificultan el tratamiento para bajar de peso, y en segundo lugar, que la persona será incapaz de mantener un peso saludable en el tiempo.

Las terapias emocionales pueden ayudarte a poner solución definitiva a este problema, al trabajar las causas mentales y emocionales que te han llevado a vivir esta situación de sobrepeso, consiguiendo así, que llegar y mantener el peso deseado, ya no sea un sueño, sino una realidad.

Deja un comentario

Cerrar menú